14 de Maio de 2012
Enfrascado junto a otro grupo de figuras en la reivindicación de sus derechos frente a las grandes empresas, El Juli ha pagado las consecuencias siendo excluido de los carteles de las primeras ferias de la temporada taurina. Dice encontrarse en su mejor momento profesional, pero no ha podido demostrarlo ni en Valencia ni en Sevilla, ni podrá hacerlo tampoco en San Isidro. Hoy torea en Valladolid, adonde llega después de cortar, anteayer, cuatro orejas y un rabo en Jerez.

– Parece como si cada tarde de su temporada se hubiera convertido en una especie de manifiesto, Julián.

– Las difíciles circunstancias que estoy viviendo, lejos de amilanarme, me han hecho ver el toreo desde otra perspectiva, una perspectiva mejor, para poder expresarme más intensamente en la plaza. Todos estos problemas me han hecho crecer como torero y le dan a cada una de mis actuaciones el verdadero sentido de este arte, el de vivirla como si fuera la última.

–La corrida de hoy en Valladolid es otra gran oportunidad en ese sentido, con un gran cartel y con la máxima expectación.

– Todos los días son buenos para expresarse, y este tiene matices especiales. La de Valladolid es una plaza importante y el cartel es redondo. Ojalá que el público pueda ver hoy lo que llevo dentro como torero.

–¿Está al tanto de la polémica creada por la publicación de las cifras de la subvención del Ayuntamiento a la feria y las del caché que cobraría la terna?

–No estoy al tanto, la verdad. Pero si es así, habría que explicar que el toreo es un mundo que genera ingresos a las empresas y a las ciudades, así como un buen número de impuestos y de puestos de trabajo. El torero es el motor de todo ello, el que genera todo ese movimiento, porque atrae el público a la taquilla. No tiene mucho sentido hablar y polemizar sobre el dinero de los toreros, porque no veo que se haga también con el de otros profesionales. Si lo ganamos es porque lo generamos.

–¿Cree que todas las reivindicaciones que las figuras han hecho este invierno se han entendido?

–No todas. Probablemente nosotros tengamos parte de culpa, pero también se ha tergiversado la información por intereses contrapuestos. Sea como sea, tenemos la conciencia muy tranquila, porque nuestra lucha es lícita: por nuestra libertad, por nuestra dignidad, nuestra imagen y nuestro destino. Había que parar una inercia de muchos años que no era buena para el espectáculo y de la que solo unos pocos se beneficiaban.

–Pero parece que sea usted solo quien esté pagando las consecuencias de esa lucha.

–Sé que lo que he perdido en el intento ya no lo voy a recuperar nunca. Pero si el día de mañana los toreros encuentran más respeto, a mí me compensará. Probablemente yo no me beneficie de todo eso, pero me daré por satisfecho si lo pueden hacer otros compañeros.

–¿Y no tiene la sensación de haberse quedado solo en la pelea?

–Las circunstancias me han señalado a mí especialmente, pero a estas alturas, con una posición tan estable como la que tengo, me preocupa menos. Me duele mucho más lo que se ha hecho con otros compañeros, especialmente con Miguel Ángel Perera, al que las empresas han avasallado muy injustamente.


publicado por Santos Vaz às 20:55

mais sobre mim
pesquisar
 
Maio 2012
Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab

1
2
3
4
5

6
7
8
9
10
11
12

13
15
16
17
18
19

20
21
22
23
24
25
26

27
28
29
31


arquivos
2017:

 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


2016:

 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


2015:

 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


2014:

 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


2013:

 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


2012:

 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


2011:

 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


2010:

 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


2009:

 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


Contador

Contador de visitas Saúde
blogs SAPO